Retour à l'accueil


Santiago de Cuba - Février & Juillet

- Documentation de ritmacuba.com : Les styles de la musique cubaine / Los generos de la música cubana

La page avec tous les textes du site
Première mise en ligne le : 24/06/2010. Révisé en 2015

"DEL CHANGÜÍ A LA SALSA Y MUCHO MÁS.

GUANTÁNAMO EN LA ORBITA MUSICAL DEL CARIBE"

Autor : José Cuenca Sosa

nouveau! VERSION EN FRANÇAIS "Du changüi a la salsa & bien plus. Guantanamo dans la sphère musicale caraïbéenne" traduit par D. Chatelain


Las migraciones procedentes de Haití, Jamaica, Santo Domingo, Puerto Rico y otros países, han contribuido decisivamente a que la música guantanamera tenga un marcado acento caribeño.

 

Guantánamo, reservorio de la música cubana, ha estado marcada en su desarrollo histórico-social por diversas culturas (aborigen, hispánica, africana, europea y antillana). Esta región fue escenario de migraciones que del siglo XVIII a los años 50 del siglo XX partieron de Haití, Jamaica, Santo Domingo, Puerto Rico y otros países, y han contribuido decisivamente a que su música tenga un marcado acento caribeño. En la actualidad Guantánamo alberga a una de las mayores colonias de descendientes de haitianos, jamaicanos y puertorriqueños en el archipiélago cubano, quienes cultivan sus tradiciones músico-danzarias como el bembé, vodú, gagá, merengue, reggae, plena y otros.

Entre los aportes trascendentales de Guantánamo, la tumba francesa y el changüí ocupan por su singularidad los lugares principales. Estas expresiones están unidas en su devenir histórico, social y músico-cultural, así como en su entorno geográfico. En ambas, las migraciones haitianas han jugado un papel fundamental, no por casualidad, descendientes de haitianos han sido los más destacados cultivadores de estos géneros.

 


Instrumentos de la Tumba Francesa, de izquierda a derecha, Tambora, Catá y las tres tumbas denominador común que se da a los tambores principales (Bulá, Premier y Bulá segón). También se emplean unos sonajeros de lata llamados chachás. (Foto. Archivo Centro Inciarte).

El fenómeno de las Tumbas Francesas data de 1790, con las primeras oleadas migratorias procedentes de la isla de Santo Domingo, pues fueron precisamente los esclavos de los colonos franceses los que organizaron en los cafetales guantanameros estas fiestas, que con la incorporación progresiva de los criollos cubanos y la inevitable evolución histórico- social, sin perder su esencia francesa, se convirtieron en elementos de un folclor netamente cubano[1]. En los mismos escenarios guantanameros donde se da el fenómeno de las Tumbas y en su época de mayor florecimiento, el siglo XIX, tiene su origen el changüí, reflejo de importantísimas tradiciones familiares que cristalizan a lo largo de este siglo.

Las zonas de los actuales municipios guantanameros de Yateras, El Salvador, Manuel Tames y Guantánamo, son la cuna de este género paralelo al son, que tiene rasgos muy específicos que lo particularizan. Por esta misma etapa encontramos en Baracoa los nengones y el kiribá, tipos de sones muy antiguos que se tocan con el mismo conjunto instrumental: tres, bongó, marímbula, guayo (o güiro) y maracas.

A partir de la década del 20 del siglo pasado, comienzan a aparecer en los barrios periféricos de la ciudad de Guantánamo los llamados focos changüíseros, casas particulares donde era habitual la realización de toques de changüí y donde se congregaban sus más destacados cultores, algunos de los cuales con el tiempo se convirtieron en figuras emblemáticas.


En la actualidad sólo existen Tumbas Francesas en las ciudades de Guantánamo (A) y Santiago de Cuba (B) y en el poblado de Bejuco, municipio Sagua de Tánamo (C), provincia de Holguín. En la provincia de Guantánamo, las principales zonas changüiseras se ubican en los municipios de El Salvador, Yateras, Manuel Tames y Guantánamo (D); el Nengón y el Kiribá se cultivan fundamentalmente en los municipios de Baracoa e Imías (E).

 

PRINCIPALES CARACTERISTICAS DEL CHANGÜÍ

En el aspecto social es una fiesta campesina que se trasladó a la ciudad y que puede durar hasta más de una semana. El convite se celebra generalmente para Noche Buena, Año Nuevo, algún cumpleaños o bajo cualquier pretexto. Decir en Guantánamo "Vamos a un Changüí" es el equivalente en otra parte de Cuba a decir "Vamos a un Guateque". Pero es en lo musical donde encontramos lo singular de este fenómeno socio-cultural, específicamente en sus instrumentos principales: el tres, el bongó y la marímbula.

 

instrumentos del changüi
Instrumentos del Changüí: bongó, maracas, guayo, tres y marímbula. (Foto: Ileana Pinedo, Archivo Centro Inciarte).

El tres es el instrumento líder, sin él no hay changüí. Es quien plantea el tema, da pie a la entrada del resto del grupo, dobla la melodía que hace el cantante, realizando los llamados pasos de calle (puentes entre una y otra frase), introduce la descarga y conduce al clímax de despedida. El tresero changüisero nunca pone acordes, pues su instrumento tiene esencialmente una función melódico- rítmica.

La segunda punta del "Triangulo de Oro" del changüí es el bongó de monte, más grande que el normal y que a diferencia del bongó en el son, no mantiene un patrón estándar sino que permanentemente ejecuta repartos y acentuaciones muy similares al toque del Premier de la Tumba Francesa y a lo que hace el quinto en la rumba. En momentos de clímax, realiza además, ciertos bramidos característicos. Para cerrar el triangulo está la marímbula, casi extinguida en los formatos musicales cubanos y que en el changüí juega un papel fundamental, realizando la función de una especie de bajo pero con afinación indeterminada.

El diálogo bongó-marímbula, al que se suma el tres, da al changüí una riqueza extraordinaria donde la herencia africana es determinante. Junto a ellos, el guayo y las maracas mantienen un patrón regular muy cercano al toque del catá de la Tumba Francesa, como complemento del resto de los instrumentos.

Durante toda esta etapa que va de finales de siglo XIX a las primeras décadas del XX, encontramos numerosos tocadores, bailadores, cantores, creadores, tanto del campo como de la ciudad. Este proceso continuaría hasta llegar a un momento definitorio en la década del 40 con la creación del Grupo Changüí Guantánamo, agrupación insignia del género, que ha marcado su devenir histórico y músico-cultural hasta nuestros días.

 

Changüi Guantanamo
Grupo Changüí Guantánamo en el Festival Nacional de Agrupaciones Folklóricas. La Habana 1962. De izquierda a derecha: Arturo Latamblé (bongosero y director), José "Nino" Olivares (marímbula), Pedro Speck (cantante y maracas), Carlos Borromeo Planche "Cambrón" (guayo y cantante principal), y Reyes "Chito" Latamblé (tresero). Foto: Archivo Centro Inciarte

 

El grupo se fundó en 1945 por los hermanos Latamblé Veranes: Arturo, bongosero y director, y Reyes Chito (1916-1993), tresero, así como otros músicos, entre ellos Pedro Speck (1909-2000) y Luís Céspedes (1909-1991), bajo la orientación de Rafael Inciarte Brioso (1909 - 1991), importante músico santiaguero, radicado en Guantánamo a partir del año 1927. Con esta agrupación se estabiliza el formato del conjunto instrumental como lo conocemos hasta hoy y se agrega una pareja de baile. Anteriormente, el changüí se hacía a partir de la presencia de un tresero y otros tocadores que podían auxiliarse de objetos como el taburete o una botella de cristal percutida con una cuchara. En ocasiones se han utilizado también el acordeón, el cuatro y la guitarra, práctica que no ha llegado hasta hoy.

 

"Pepe Luis"
José Luís Céspedes Fournier. Contrabajista, bongosero y bailador fundador del grupo Changüí Guantánamo; el famoso
Pepe Luís del son En Guantánamo, interpretado por el Septeto Habanero y Abelardo Barroso. (Foto: Archivo Centro Inciarte)

 

Con el triunfo de la Revolución de 1959, a propuesta de Inciarte, el grupo es profesionalizado como patrimonio de la música cubana. En los 60 acapara la atención de las instituciones culturales, locales y nacionales, siendo invitado en 1962 por el musicólogo Odilio Urfé al Primer Festival Nacional de Agrupaciones Folclóricas celebrado en La Habana. A partir de aquí, su presencia será habitual en importantes eventos organizados en la Isla y en otros países del mundo. El resto de las agrupaciones de changüí se mantenía en las zonas profundas de la tradición y el entramado social.

 

Rafael Inciarte
Rafael Inciarte Brioso, músico, compositor e investigador, rescató importantes expresiones del patrimonio músico-danzario guantanamero y cubano, como la Tumba Francesa y el Changüí. (Foto: Barbán. Archivo Centro Inciarte)

No es hasta finales de los años 80 y principios de los 90 que podemos hablar de un fuerte y creciente movimiento changüisero, con la aparición y permanencia de numerosas agrupaciones en varios municipios y la incorporación al sistema institucional de la música de los formatos más destacados.

Con la creación en diciembre de 1999 del Centro de Información y Documentación Musical Rafael Inciarte Brioso, la atención a este patrimonio músico-danzario adquirió organicidad y sistematicidad. La celebración de concursos para autores y compositores, competencias de treseros, bongoseros, marimbuleros, regineros (cantantes improvisadores) y bailadores, ha sido un impulso decisivo para el género, alcanzando su momento culminante con la instauración del Festival Nacional del Changüí Elio Revé, que organiza el Centro Inciarte con el auspicio de Instituto Cubano de la Música y que se realiza cada dos años desde el 2003, e incluye como segmento teórico el Coloquio Rafael Inciarte. Simientes, paralelos y proyecciones del Changüí.

 

Centro Inciarte
El Centro de Información y Documentación Musical Rafael Inciarte Brioso, de Guantánamo, radica en la casa donde vivió el insigne músico y investigador. (Foto: Archivo Centro Inciarte).

DEL CHANGÜÍ A LA SALSA: CHITO, INCIARTE, LILI, REVÉ Y FORMELL

Las décadas del 30 y el 40 del pasado siglo permiten a Chito Latamblé, Rafael Inciarte Brioso y a Luís Lilí Martínez Griñán (Guantánamo 1915 - La Habana 1990) consolidarse como figuras importantes de la música en Guantánamo, alcanzando notoriedad nacional. Chito despunta como tresero extraordinario no sólo en el changüí sino también en el son, siendo codiciado por las principales agrupaciones de la época. Inciarte colabora con Fernando Ortiz, Odilio Urfé, Argeliers León y otros musicólogos, en temas como el changüí, tumba francesa, el danzón, la trova y las estudiantinas.

 

Lili Martinez
Luís Martínez Griñán Lilí, el gran pianista sonero cubano que llevó a sus interpretaciones las células del changüí y el nengón. (Foto: Archivo Centro Inciarte).

Lilí en 1945 se incorpora al Conjunto de Arsenio Rodríguez y perfila en el piano lo que conocemos como tumbao, en que es maestro y precursor, reflejando su contacto directo con el changüí, el nengón, el jazz y otros géneros habitualmente interpretados en la región de Guantánamo. También es pionero en la creación del conjunto como formato instrumental al fundar en 1943 en su ciudad natal la agrupación Rarezas del 43, donde aparecen cuatro músicos que dos años más tarde serían fundadores del Grupo Changüí de Guantánamo: Chito Latamblé (tres), Arturo Latamblé (bongó), Luís Céspedes (contrabajo) y Justo Kindelán (1918 - 2006) como cantante.

 

Elio revé
Elio Revé Matos, llevó a las pailas los toques del bongó changüisero. (Foto: Archivo Centro Inciarte).

 

En los 50 Elio Revé Matos (1930-1997), conocido en el barrio guantanamero de la Loma del Chivo como Elio Salsita, viaja también a La Habana y funda su orquesta, llevando a las pailas los toques del bongó changüisero que aprendió desde niño. Esta forma rara de tocar las pailas todavía hoy no es entendida por muchos, tanto en los círculos de la música como en los ambientes populares. Revé tuvo en su orquesta a Juan Formell, quien después, con los Van Van, popularizó el changüí más conocido en Cuba y el mundo: El Guararey de Pastora, del tresero guantanamero Roberto Baute Segarra (1905-1991), insertando este género en el movimiento salsero.

 

L'auteur de "El guararey de Pastora"
 
Roberto Baute Segarra, tresero y autor de
El Guararey de Pastora, el changüí más conocido en el mundo

(25 mai 1905 - 21 mars 1991). Photo : Barbán. Archives Centro Inciarte.

 

La muse : Pastora
Pastora Lluany Chauyous (1916), mujer que inspiró este changüí. (Foto: Archivo Centro Inciarte).

 

EL CHANGÜÍ SE DICE ASÍ

Como autentica música del campo cubano, el changüí tiene su forma de cantarse. Según los más viejos testigos, era el tresero quien con su instrumento cogía un tumbaíto (pequeña frase introductoria y reiterativa) y empezaba la fiesta. Algunos de estos tumbaítos han llegado hasta hoy: Como baila el león a las doce, Yuca pa' ti mamá, Cada vez que te miro me vuelvo un dengue.

En medio del jolgorio, aparecen los improvisadores o regineros y se arma la controversia. Se canta desde siempre a la mujer, a la propia campiña o cualquier otro tema doméstico, social o político.

Los changüíseros generalmente han cantado en cuartetas. Según el investigador santiaguero Alberto Muguercia: Mientras los campesinos de las regiones centrales y occidentales de Cuba realizaban controversias intercambiando décimas, los de Oriente, sobre todo los del sur, aunque no desdeñaban la décima, utilizaban como metro predilecto a la hora de contrapuntear, la cuarteta[2].

Mi apellido es Latamblé

y Chito me llamo yo

mi hermano toca el bongó

y a mí me zumba en el tré

A su vez, la doctora María Teresa Linares, en su libro El punto cubano nos dice: Soneros muy ancianos nos comunicaron que a la copla se le llamaba Regina y que se improvisaba también y se le denominaba regineros a los soneros improvisadores (...) también en muchos ejemplos del sucu- sucu y el changüí hemos encontrado décimas.[3]

Un ejemplo de décima en el changüí es la dedicada al gran bongosero Andrés Fistó Taberas:

Suena los cueros maestro

Pa' que venga el bailador

Hombre sencillo y de honor

De este género el más diestro

Este bongosero nuestro

Hombre de mano ligera

Que lleva una vida entera

Dándole vuelta a los cueros

Fíjense los bongoseros

Que no hay dos como Taberas

En el caso del nengón y el kiribá, el primero tanto en Imías (donde no se hace kiribá), como en Baracoa, se canta en cuartetas. El nengón de Imias se hace en forma de ronda donde intervienen hasta cuatro cantantes, uno a continuación del otro. No tiene ni guía ni coro, se canta libre y siempre comienza con la repetición de ¡Ey! o ¡Ay!, lo que algunos estudiosos denominan suspiro prolongado, llanto o grito, y que se hace también por los regineros de changüí. En Baracoa, tanto el nengón como el kiribá tienen un estilo de copla y estribillo. Ejemplo de nengón:

Pero báilalo (guía)

Para ti nengón (coro)

Pero gózalo (guía)

Para ti nengón (coro)

A continuación el solista improvisa las cuartetas:

Cógelo pa' ti nengón

No quiero parte ninguna

Yo me quedaré a la luna

Como el gallo de Morón

El kiribá, que se canta al finalizar la fiesta por la madrugada, es como sigue:

Kiribá, Kiribá (coro)

Yo me voy pa' la montaña (guía)

Kiribá, Kiribá (coro)

Y no tengo mucha prisa (guía)

Kiribá, Kiribá (coro)

Te regalo una sonrisa (guía)

Kiribá, Kiribá (coro)

Por que a mí tú no me engañas (guía)

 

Y MUCHO MÁS

Los guantanameros siempre hemos recibido una gran cantidad de información musical a través de las emisoras de radio nacionales, del Caribe y América, a las que se unen las estaciones de radio y televisión de la base naval norteamericana. Por Guantánamo y Santiago de Cuba entró la salsa a nuestro país, a través de las emisoras Radio Aeropuerto (Venezuela) y CMKC (Santiago de Cuba). Las músicas del Caribe son parte de la identidad guantanamera, alcanzando como el merengue, los más altos índices de preferencia, muchas veces por encima de los géneros locales y nacionales. Hoy podemos encontrar agrupaciones que fusionan rap con kiribá, changüí con sucu-suco, con merengue, plena, danzón y otros ritmos.

Compositores del ámbito académico como Leo Brower, Pablo Ruiz Castellanos (1902-1980) y Keila Orozco, han llevado el changüí y el nengón a sus obras, a los que se une Conrado Monier con sus arreglos para coros. En el caso del jazz, ha sido importante el acercamiento de músicos como el guitarrista norteamericano Benjamín Lapidus y la flautista canadiense Jane Bunnett.

Estos son los nuevos tiempos donde tradición y modernidad se dan la mano para perpetuar LA MAGIA DE LO AUTÉNTICO.

© José Cuenca Sosa

 

Casa del changüi
Inauguración de la Casa del Changüí
Chito Latamble, 14 de febrero de 2007, barrio Loma del Chivo, ciudad de Guantánamo. (Foto: Anónimo Corpus. Archivo Centro Inciarte.)

 

Sobre el autor :

Nació en Guantánamo, Cuba, donde se licenció en Educación Musical por la Universidad Pedagógica de Guantánamo en 1993. Investigador y Director-Fundador del Centro de Información y Documentación Musical Rafael Inciarte Brioso. Profesor de Historia y Apreciación de la Música en la Universidad de Guantánamo. Miembro de sección de Musicología de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Unión Nacional de Historiadores de Cuba, la Sociedad Cultural José Martí y la Fundación Nicolás Guillén. Preside el Comité Organizador del Festival Nacional del Changüí, en Guantánamo.

 

Bibliografía

Alén, Olavo. La Música de las Sociedades de Tumba Francesa en Cuba. Editorial Casa de las Américas. La Habana. 1986.

Cuenca Sosa, José; Yadira Bonome. Grupo Changüí Guantánamo: Música, Historia y Tradición. Guantánamo 2003. Archivo Centro Inciarte (documento inédito).

Gómez Blanco, Ramón; María Josefa Sánchez Heredia. Lilí Martínez: El Clásico del Son. Guantánamo. Biblioteca Provincial. 1999 (documento mecanografiado).

Inciarte, Rafael; Luis Morlote. Breve Historia del Changüí y sus componentes. Guantánamo. 1949. Archivo Centro Inciarte (documento mecanografiado).

Linares, María Teresa. El punto cubano. Editorial Oriente. Santiago de Cuba. 1999.

Muguercia, Alberto. Estribillo, copla y poesía en el Son cubano. Seminario del Son 1980. Biblioteca Provincial Guantánamo. (Documento mimeografiado).

Orozco, Danilo. Changüí y Cumbancha: Ahora sí (changüíseros in memoriam). Notas musicológicas al CD homónimo. Estudios de Grabaciones Siboney. EGREM. Santiago de Cuba. 2003.

Notas

[1] Alen, Olavo. Tumbas y Cantos para una fiesta de franceses. Conferencia, II Festival Nacional del Changüí (p. 8). Documento Centro Inciarte, Guantánamo, Cuba.

[2] Muguercia, Alberto. Estribillo, copla y poesía en Son Cubano. Seminario del Son (p. 4).

[3] Linares, María Teresa. El punto cubano (p. 50).

 

Miguelito Cuni & Chito Latamblé
Miguelito Cuní y Reyes
Chito Latamblé, descargan en casa de este último, en ocasión del Festival Nacional del Son, Guantánamo 1980. (Foto: Barbán. Archivo Centro Inciarte)

 

Encuentro de treseros y trobador
De izquierda a derecha: el gran tresero cubano Francisco Pancho Amat, el trovador guantanamero Lorenzo Topete Cisneros y Reyes Chito Latamblé (Tresero Mayor del Changüí). Foto: Barbán. Archivo Centro Inciarte

 

manuscrite de R. Inciarte : notation de tumba francesa


Rafael Inciarte Brioso, fue quien primero transcribió al pentagrama los toques de la Tumba Francesa. (Documento original, Archivo Centro Inciarte).

 


Pablo Ruiz Castellanos quien llevó el changüí al ámbito sinfónico, aquí junto a Rafael Inciarte Brioso. (Foto: Archivo Centro Inciarte).

 

carta de William Manzano
Carta del músico puertorriqueño William Manzano a Rafael Inciarte Brioso.Original. Archivo Centro Inciarte.

 

Carta de Rafael Elvira
Carta del músico puertorriqueño Rafael Elvira a Rafael Inciarte Brioso. Original. Archivo Centro Inciarte.

graphique
légende
Resultados de la investigación
Un acercamiento a las preferencias musicales del guantanamero. (Autora, Lic. Dismary Frómeta Asín, Centro Inciarte, 2003)

© José Cuenca Sosa

 

DOCUMENTAIRE CUBAIN SUR LES ORIGINES DU CHANGUI : ORIGENES DEL CHANGUI
de Roberto Román González - 26 mn - format original 16 mm

Egalement sur ritmacuba.com :

DOCUMENTS / DOCUMENTOS ritmacuba.com

 

Changui Guantanamo (Archives)
Photo d'archive du Changüi Guantánamo. Avec Cambrón (guayo), Chito Latamblé (tres), Nino Olivares (marimbula)
DR - Collection Ritmacuba

 

marimbulero
Marimbulero à Guantánamo © Daniel Chatelain

 

 

bongo de Monte
Bongo de monte © Daniel Chatelain

 

statue de Chito latamblé
Statue de Chito Latamblé - Casa del Changüi © Daniel Chatelain

.

 

.

Changui Guantanamo à  Paris
Changui Guantanamo à Paris (sept. 2008)
© Photos Jean-Pierre DEFFORGE / Collection Ritmacuba

 

Bongo de Monte
CD de changüi difusado en el mercado nacional cubano

 

Diaporama CHANGUI 2003-2008

 

Video Changui Guantanamo (ritmacuba - dailymotion)

Vidéos Changüi de ritmacuba.com

Playlist vidéo changüi (et son) youtube (chaîne ritmacuba)

 

info@ritmacuba.com


Retour à l'accueil

 

A la source ? | Qui sommes-nous ? | Nos partenaires

© Ritmacuba 163 r. de la Butte Pinson 93380 PIERREFITTE - FRANCE Tél : 33 1 48 39 90 53 E-mail : info@ritmacuba.com

statistiques